Sigmund Freud – Consciente, Preconsciente e Inconsciente

Sigmund Freud. Primera Tópica del Aparato Psíquico: Consciente, Preconsciente e Inconsciente. El Proyecto. La Interpretación de los Sueños.

En 1885, Sigmund Freud llega a Viena a estudiar con Jean Charcot (1825-1893), un distinguido neurólogo quien fue director del reconocido Hospital de la Salpétriére de París, lugar donde generaciones anteriores, el psiquiatra francés Philippe Pinel introdujo los tratamientos psicológicos.

Jean Charcot se enfocaba en legitimar la práctica de la hipnosis como mecanismo para tratar la gran cantidad de trastornos psiquiátricos de la época. Sin embargo, al regresar Sigmund Freud a Viena, se asocia a Josef Breuer (1842-1925), quien trabajaba la hipnosis desde una perspectiva algo distinta, ya que se enfocaba en que el paciente se concentrase en un estado muy sugestionable de hipnosis para que pudieran describir con el mayor detalle posible, sus problemas, conflictos y temores. Este proceso le permitió a Josef Breuer, detectar dos fenómenos muy importantes:

1.- Los pacientes conforme hablaban en estado de hipnosis, alcanzaban niveles emocionales muy altos y el grado de alivio y mejora era considerable luego de salir del estado hipnótico.

2.- Resultaba difícil o imposible para el paciente, recordar detalles que anteriormente habían descrito en estado de hipnosis, por lo que no podían establecer una relación entre sus problemas emocionales y el contenido manifiesto durante el proceso terapéutico.

Estas investigaciones permitieron a Sigmund Freud y a Josef Breuer, identificar un material localizado más allá de la conciencia y con estrecha relación con los trastornos psicológicos: El Inconsciente.

Un caso de gran importancia para Sigmund Freud y el posterior desarrollo de la Teoría Psicoanalítica que desarrollaría, es el tratamiento de los síntomas histéricos de Anna O. (Descrito en 1895). Anna O. fue una joven brillante y atractiva quien consulta a Josef Breuer por una manifestación continua de síntomas y comportamiento erráticos que iniciaron 5 meses luego de comenzar a cuidar a su padre, quien había contraído una enfermedad crónica y grave que lo condujo a la muerte. Entre la sintomatología presentada por Anna O. destacaban: Se le nublaba la vista durante el día, dificultad para mover las piernas y el brazo derecho, dificultades para hablar, etc.

Luego de varias sesiones de tratamiento por medio de la hipnosis, explorando la hipotética causalidad entre sus síntomas y las circunstancias que rondaban el cuidado de su padre durante su enfermedad, Breuer logró desaparecer los síntomas “histéricos” de Anna O. uno tras otro y tras la aplicación del tratamiento dirigido a cada conducta errática respectiva. Esto permitió a Breuer y a Freud, extraer conclusiones científicas que permitirían la validez de la hipnosis como herramienta psicoterapéutica.

Este caso, entre varios en la cual logró participar y/o conducir Sigmund Freud, le permitieron desarrollar la teoría psicológica más completa e integral sobre el desarrollo de la personalidad y la estructura de la mente hasta nuestros días: El Psicoanálisis.

     

La progresión de la Teoría Psicoanalítica por parte de Sigmund Freud, ameritó un proceso que lo lleva a concebir distintos modelos teóricos con el fin de explicar el desarrollo de la personalidad y el funcionamiento de nuestra psique, evolucionando desde un enfoque fisiológico en un principio a un enfoque más completo y psicodinámico. En este proceso podemos destacar varias etapas de la formación de la Teoría Psicoanalítica:

1.- El Proyecto. Sigmund Freud plantea su primer modelo teórico sobre la psique en su trabajo “Proyecto de Psicología para Neurólogos” (1895), en la cual plantea la interrelación entre los síntomas psicopatológicos de sus pacientes con principios fisiológicos y de esta manera, aportar un enfoque que pudiese ser cuantificable y válido para la ciencia que pudiese nivelarlo a la química, física o matemática. Entre los conceptos que expresan este enfoque se encuentran:

  • Está basado en el sistema neuronal.
  • Maneja el concepto físico de Cantidad de Energía sujeta a desplazamiento. Esta cantidad puede aumentar o disminuir. Su fuente proviene tanto del mundo interno del cuerpo, como del mundo externo.
  • Principio de Inercia.
  • El modelo funciona como un Arco Reflejo. Ante la Estimulación Sensorial, se genera una Descarga Motriz. Si este mecanismo fracasa y no es satisfecho, se necesita generar cambios en el ambiente.
  • La fuerza motriz de la psique es una “Suma de Excitación”.

De los conceptos manejados en El Proyecto, Sigmund Freud mantiene para sus futuras elaboraciones teóricas:

  • Al sistema de barreras de contacto, Sigmund Freud la re-denomina Censura en su postulado teórico en Interpretación de los Sueños y finalmente:
  • La psique posee dos modos de funcionamiento: Proceso Primario y Proceso Secundario.
  • El principio que regula es el de Placer-Displacer. Rige el Proceso Primario: asociado al funcionamiento del inconsciente y el cual busca la satisfacción inmediata sin contemplar la realidad externa.
  • Principio de Realidad. Rige el funcionamiento del pensamiento causal, buscando reproducir un acto eficaz la satisfacción del deseo. Relacionado con el Proceso Secundario.
  • Presencia del Principio de Constancia.

2.- Interpretación de los Sueños. Es el mismo modelo que expresó Sigmund Freud en El Proyecto, salvo que en este caso, se utilizó un lenguaje psicológico y apoyado en la vida onírica, mientras que en El Proyecto el lenguaje utilizado era netamente fisiológico y su explicación era apoyada en la neurona. Algunos de sus conceptos son:

  • Se basa en una constelación psíquica.
  • El monto de energía psíquica desplazable es denominada Catexis-Contracatexis.
  • Se mantiene el Principio Placer-Displacer.
  • Freud plantea la existencia de una psique inconsciente.
  • El Arco Reflejo es descrito como energía que fluye de manera progresiva y regresiva. Se modifica con una intervención eficaz del ambiente.
  • La fuerza motriz es un deseo que proviene de la vida instintiva.

3.- Modelo Topográfico. También conocido como Primera Tópica, se enfoca en la “Localidad” de las funciones psicológicas de la mente: Consciente, Preconsciente e Inconsciente. Este modelo es el que abordaremos en el presente artículo.

4.- Modelo Estructural o Segunda Tópica. Se enfoca en la dinámica presentada entre las distintas instancias psíquicas: Yo, Ello, Superyó.  Este modelo será abordado en el próximo artículo.

      

Modelo Topográfico de la Estructura de la Mente

Como se indicó anteriormente, este modelo teórico de la psique humana presentada por Sigmund Freud, se enfatiza en la localidad de las funciones psíquicas, estableciéndolas en tres sistemas claramente diferenciados:

Ψ Consciente. Es la sede de nuestros pensamientos, el lenguaje, los símbolos. Es aquí donde se simbolizan las representaciones del inconsciente por intermedio del lenguaje y del pensamiento. Sólo existe consciencia si existe cualidad (Se refiere al monto de afecto), ya que para Sigmund Freud, la Consciencia es “un órgano sensorial para la percepción de cualidades psíquicas”, por lo tanto, surge por intermedio de estímulos que percibe desde el mundo externo o por medio del material del Preconsciente, el cual podría provocar Placer o Displacer.

Ψ Preconsciente. Es el órgano perceptivo el cual es localizado en el sistema motor y desde el punto de vista psíquico, está situado en el límite entre Consciente e Inconsciente. Tiene la capacidad de percibir los procesos desde ambas procedencias, ya que posee las llaves de la motilidad voluntaria, así como de la inhibición de la corriente primitiva que proviene del Inconsciente, puesto que en este sistema existen las barreras de filtro o Censura.

Ψ Inconsciente. Es la sede de nuestras fantasías, representaciones, imágenes, ideas, deseos reprimidos, por lo cual está regido por el proceso primario y proporciona la fuerza motriz. Es la verdadera realidad psíquica, la cual sólo puede ser expresada a través de desfiguraciones para poder acceder a lo consciente.

Este Modelo Topográfico o Primera Tópica, además de enfocarse en la Localidad de las funciones psíquicas, también presenta otra característica fundamental y que será igualmente propio de la Segunda Tópica o Modelo Estructural de la Psique Humana postulado por Sigmund Freud y este carácter es el Dinamismo, es decir, mediante el fortalecimiento o debilitamiento de los diversos elementos que intervienen en el juego recíproco de fuerzas.

Como pudimos observar en la descripción de cada sistema psíquico, estos tres elementos mantienen una estrecha interrelación entre sí e incluso, se retroalimentan. Veamos un ejemplo muy general ya que es importante resaltar que un hecho o acción tiene muchos significados y simbologías distintos para cada uno de nosotros:

Una persona que sobrevivió a una catástrofe natural o accidente como un incendio en el que incluso, observó la pérdida de vidas humanas, además de su propio sufrimiento por sus experiencias emocionales y físicas, tendrá impreso en su memoria, no sólo los recuerdos de dicho evento, sino su alta carga emocional negativa. Como dicha catástrofe genera un fuerte displacer a su psique, la psique intentará defenderse por intermedio de la Censura para relegarla al inconsciente y así, aumentar el nivel de Placer en la Psique.

Sin embargo, esta energía relegada o censurada, al aumentar su monto de afecto, intentará salir a la consciencia por métodos alternos que superen la barrera de la Censura para expresarse en la Consciencia, así que recurre a mecanismos que logren disfrazar esta carga afectiva percibida como displacentera: Bloqueo inconsciente de dicho recuerdo o de partes fundamentales vividos en el evento, miedo o ansiedad al estar cerca de una hornilla encendida, fuerte dificultad para establecer relaciones íntimas, alergia en días calurosos, pesadillas recurrentes sobre personas quemadas, etc.

Esta Censura, la cual busca mantener un nivel bajo de Displacer, se presenta en cada límite establecido entre los tres sistemas mencionados. De esta manera, tenemos:

Primera Censura (Inconsciente-Preconsciente): Esta censura es fuerte y puede existir desplazamiento u otro mecanismo de funcionamiento.

Segunda Censura (Preconsciente-Consciente): Se establecen los símbolos que pasarán a la Consciencia junto a la carga afectiva procedente del inconsciente.

Respecto a la Censura hay que resaltar:

  • No todo material del Inconsciente es censurado, de hecho, mucho material del inconsciente pasa y llega a la Consciencia sin necesidad de ser reprimido, accediendo libremente a la consciencia.
  • Este material del inconsciente también puede expresarse en sueños ya que hay una disminución del nivel de Censura. En este caso, los contenidos preconscientes utilizados son los restos diurnos. En la segunda tópica se estaría haciendo referencia al Yo y los Mecanismos de Defensa.
  • La Censura entre el Inconsciente y el Preconsciente es el considerado, el custodio de nuestra salud mental. Si falla la Censura, surge la psicosis.

          

Debe resaltarse que los conceptos manejados por Sigmund Freud en esta Primera Tópica o Modelo Topográfico, no son aplicables a la organización infantil, ya que el niño aún no ha desarrollado separación ni censura entre el Preconsciente e Inconsciente. Esta separación se constituye poco a poco, por intermedio de los deseos incumplidos no reprimidos de la vida de la vigilia.

Si bien, este Modelo Topográfico o Primera Tópica de la Psique Humana ya presenta un avance mayor respecto a las hipótesis teóricas previas de Sigmund Freud, aun presenta ciertas fallas que no logra explicar:

  • No puede explicar el conflicto Sexualidad-Instancia Represora.
  • No puede explicar los sueños fracasados.
  • La represión no es Consciente sino Inconsciente.
  • El Yo tiene una parte inconsciente.
  • Represión-Reprimido no pueden estar en el mismo sistema.

Es en 1923, con su obra El Yo y el Ello, donde Sigmund Freud presenta de manera mucho más elaborada su comprensión de la mente en la conocida Segunda Tópica o Modelo Estructural y logra develar estas interrogantes para asentar la base de lo que definiría el resto de sus futuras investigaciones.

Si consideras que este artículo ha sido de interés, te invitamos a leer otros artículos de nuestro blog y compartirlos en tus redes sociales para que tus familiares y amistades también accedan a esta información tan valiosa.

Suscríbete a nuestras redes sociales en: 

psicovalero-google-p  psicovalero-facebook-p Frank Valeropsicovalero-instagram-p Frank Valero

Que Dios bendiga tu camino y el de los tuyos.

Ψ Frank Valero.

PsicoValero. 

 

Fuente:

Freud, Sigmund (1981), Proyecto de psicología para neurólogos.

Zárate, Yubiza. Aparato Psíquico, una versión sobre la evolución del modelo teórico de Sigmund Freud.

Durand M. y Barlow D. (2007). Psicopatología, un enfoque integral de la psicología anormal. (Cuarta Edición), Cengage Learning.

 

 

 

 

Anuncios

7 comentarios sobre “Sigmund Freud – Consciente, Preconsciente e Inconsciente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s